Sábado 22 de junio de 2024
13 MAY 2024 - 13:30 | Sociedad
Judiciales

Dolores: condenan a 4 años y 6 meses de prisión al hombre que atropelló a la guardavidas costera “Vicky” Bianchi

Seguirá en libertad hasta tanto la sentencia quede firme. En diálogo con ENTRELINEAS.info, la madre de la víctima llamó a reconocer que un auto es un arma.

Rossana Rigoni, madre de “Vicky” Bianchi, parada, con blusa blanca y campera negra; Wei Chen, el condenado, en el rincón.

La Justicia condenó a 4 años y 6 meses de prisión a Wei Chen por el homicidio culposo de la costera María Victoria Bianchi, ocurrido en General Lavalle el 24 de agosto de 2019, tal como había solicitado el fiscal de la causa.

El juez en lo Correccional Jorge Martínez Mollard consideró que se trató de un caso agravado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y por exceder en más de 30 km/h el límite de velocidad establecido para el lugar, donde Chen, al mando de un Peugeot 508, atropelló a la joven costera en la avenida Mitre de General Lavalle. 

En sus fundamentos, el magistrado consideró que la conducción a la velocidad con el que transitaba Chen “resulta temeraria y con total desprecio por la vida del prójimo, que se ve concretado en el lamentable fallecimiento de María Victoria Bianchi, una joven de 23 años con toda una vida por delante”. 

También lo inhabilitó para conducir vehículos por 10 años, aunque dictaminó que Chen pueda permanecer en libertad hasta tanto la condena quede firme. De todos modos, le impuso algunas restricciones que incluyen no poder ausentarse de su domicilio más de 24 horas y la obligación de presentarse cada lunes en la comisaría de General Lavalle.  

En diálogo con ENTRELINEAS.info, la madre de “Vicky” Bianchi, Rossana Rigoni, se mostró satisfecha con el fallo al aseverar que “nos va a dar un poco de paz” pero a la vez remarcó que la sentencia “no me la va a devolver. Ella tenía una vida divina. Era guardavidas, salvaba vidas”, dijo.

Esto tiene que generar una huella para que cuando salgan a la calle sepan que un auto de alta gama es un arma, una liebre silenciosa a la que no escuchás venir”, indicó.