Jueves 25 de julio de 2024
12 JUN 2024 - 10:35 | Sociedad
Policiales

La Provincia: un hombre mató a su hijo de 8 años y luego se suicidó

Antes de quitarse la vida, el asesino, que había sido detenido dos días antes por violar una perimetral para acercarse a su ex pareja, le confesó el crimen a un vecino.

Los peritos de la Policía Científica certificaron que el niño tenía heridas cortantes en el cuello y el estómago. (Foto: La Razón de Chivilcoy)

La localidad bonaerense de Chivilcoy se vio sacudida ayer con la difusión de un tragedia familiar difícil de comprender: un hombre de 42 años, identificado como Roberto Javier Quiroz, asesinó a su hijo Itán Gael Quiroz, de 8 años, con varias puñaladas y luego se suicidó.

Aunque se difundió recién ayer, el hecho tuvo lugar este domingo, dos días después de que el hombre estuviese detenido por no respetar una perimetral que le había sido impuesta tras la denuncia por violencia que había hecho su ex pareja y madre del niño.

La Policía investiga el caso ocurrido la tarde del 9 de junio, en un descampado ubicado en el cruce de la calle 102 y la avenida 9 de Chivilcoy. Según se pudo reconstruir en los primeros pasos de la investigación, luego del filicidio, Quiroz se dirigió hasta la casa de su vecino y confesó lo que había hecho.

En ese momento, el vecino llamó al 911 y el homicida pareció haberse dado a la fuga. Sin embargo, cuando los efectivos de la Estación de Policía Comunal de Chivilcoy acudieron al lugar de la denuncia, hallaron el cuerpo del menor y, metros más adelante, el del padre, ambos sin vida.

Una vez en el lugar, los peritos de la Policía Científica certificaron que el niño tenía heridas cortantes en el cuello y el estómago. Según consignó Página/12, el secretario de Seguridad de Chivilcoy, Arturo Pertosa, señaló que momentos antes del suicidio, el hombre había intentado prenderse fuego y por este motivo tenía heridas de gravedad en su cuerpo. "Entiendo que, al no haber logrado su cometido, terminó ahorcándose", indicó.

"Estamos consternados, shockeados. No solo el personal de seguridad y de salud sino toda la comunidad, que está de luto. Hoy tenemos que estar lamentando la muerte de un niño de 8 años, ingenuo e indefenso. El homicidio se llevó a cabo en una zona de campo donde el niño por más de que gritara y pidiera ayuda no iba a tener posibilidad de defenderse y esas son cuestiones que ponen en evidencia que Roberto Quieroz lo fue premeditando", consideró Pertosa.

Es de suma relevancia para la causa por "homicidio y averiguación de causales de muerte", en manos de la Unidad Funcional Nº 4, el hecho de que, dos días antes del crimen, el hombre había estado detenido por no respetar una perimetral que pidió su ex pareja y mamá del chico.