Jueves 13 de junio de 2024
01 MAY 2022 - 12:18 | Sociedad

Ley de Alcohol Cero: en la provincia buscan un cambio cultural en los conductores

La propuesta enviada al Senado provincial establece penas que incluyen multas, arresto, retención de la licencia e inhabilitación

Actualmente, el nivel de alcohol máximo permitido para los conductores es de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre.

establece la tolerancia cero de alcohol en sangre para los conductores de vehículos, que es impulsado por el Gobierno de la provincia, "se busca generar un cambio cultural en la gente" y "bajar los índices de siniestros" viales.

La propuesta fue enviada por el Ejecutivo de Axel Kicillof al Senado bonaerense el lunes pasado y prevé la modificación de la Ley 13.927 del Código de Tránsito para establecer que quienes hayan bebido alcohol no puedan conducir un vehículo bajo penas que incluyen multas, arresto, retención de la licencia e inhabilitación.

En declaraciones formuladas a Télam, el funcionario recalcó que la iniciativa que impulsa la denominada Ley de Alcohol Cero "es parte de un plan integral de la gestión, y tiene que ver con generar un cambio cultural en la gente".

"No podemos seguir especulando cuántos vasos de vino o de cerveza podemos tomar (para manejar), porque esa especulación hace que en uno de cada cuatro siniestros viales esté el alcohol en el medio", aseveró D'Onofrio.

Actualmente, el nivel de alcohol máximo permitido para los conductores es de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre.

Con la modificación propuesta, el proyecto incluye penalidades por infringir la ley que contemplan desde el arresto hasta la retención de la licencia y la inhabilitación para conducir de acuerdo al nivel de alcohol en sangre: hasta los 0,49 gramos por litro la retención será de tres meses, mientras que para los conductores que tengan más de 1,5 g/l será de 18 meses.

Los infractores también deberán afrontar una multa y la obligación de concurrir a cursos especiales de educación y capacitación para el correcto uso de la vía pública, que podrá aplicarse como alternativa a la pena pecuniaria.